Vicente Aleixandre estrena estación de Metro el sábado 1 de diciembre | Somos Chamberí

Vicente Aleixandre estrena estación de Metro el sábado 1 de diciembre

La antigua Metropolitano pierde su referencia a la residencia de los trabajadores que construyeron el suburbano en favor del poeta, cuya casa se encuentra junto a la parada

Cartel de la nueva estación Vicente Aleixandre | SOMOS CHAMBERÍ

Metro de Madrid inaugura el 1 de diciembre dos denominaciones para su red. A falta de la apertura de nuevas líneas, la empresa dependiente de la Comunidad de Madrid renombra las estaciones de Metropolitano y Atocha, que pasan a llamarse Vicente Aleixandre y Estación del Arte, respectivamente.

La decisión, que fue anunciada hace unos meses y estaba prevista para noviembre, viene acompañada de polémica, la motivada por las razones aducidas por la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, para eliminar las referencias históricas a la colonia de Metropolitano en favor de mantener la nueva parada de Estadio Metropolitano, que lleva ese nombre por el recinto que antiguamente se ubicó en el barrio de Vallehermoso. Los vecinos reclamaban que se mantuviera el nombre de Metropolitano o que se añadiera Colonia para evitar confusiones, pero Metro de Madrid hizo oídos sordos a esta reclamación.

Por fortuna, Metro sí que atendió la petición vecinal de hacer referencia al premio Nobel Vicente Aleixandre si decidía finalmente cambiar el nombre. La asociación El Organillo escribió una carta para que la parada pudiera llamarse Vicente Aleixandre-Velintonia, en el caso de que fuera necesario su cambio. También la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre puntualizaron la propuesta en su momento: “No somos partidarios de que se cambie el nombre histórico de la estación, pero si la decisión es inevitable se nos ocurre que podría llamarse Velintonia, en recuerdo a la cercana calle en donde vivió el poeta, que él mismo castellanizó e introdujo en el diccionario de la RAE”, explicaba su portavoz, Alejandro Sanz, a Somos Chamberí. ´”Además, al Nobel nunca le gustó que cambiaran el nombre original de su calle, Welingtonia, por el suyo propio, pero no le hicieron ni caso”, añadía.

Este miércoles todos estaban junto al presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, en la puesta de largo de la nueva estación Vicente Aleixandre, con un homenaje al poeta en forma de lectura de uno de sus poemas -El vilano- y la exhibición de un vinilo con otros versos del escritor que vivió a escasos 300 metros de estas instalaciones. Les acompañaba Amaya Aleixandre, sobrina del poeta, quien afirmó que su tío “estaría encantado con este cambio”, que serviría para “realzar su figura” y para que los numerosos estudiantes que usan estas instalaciones se puedan interesar por su obra.

Cambio en toda la red de Metro

Los dos nuevos nombres obligarán a Metro de Madrid a modificar todos los planos de las estaciones, los de los andenes, vestíbulos y la señalética. También de su página web. La próxima tirada de planos de bolsillo también la incluirá. No se ha detallado todavía el coste económico de todas estas modificaciones.

“¿Es necesario el cambio? En nuestra opinión no, al menos por las razones que aducen”, explicaba hace unos meses Andén 1, la asociación de amigos del Metro de Madrid, a preguntas de Somos Chamberí. “Para hacer un cambio de nombre hay que hacer un estudio serio como el que se hizo en 1983 cuando se cambiaron los nombres de Gran Vía, Príncipe de Vergara y Elvas y se desechó el cambio de Laguna por Los Cármenes principalmente por el coste económico. En ese estudio también se evaluó el cambio de nombres de estaciones aún no inauguradas como Duque de Pastrana (Areneros en el proyecto) y la propia Metropolitano. Entonces se barajaron los nombres Colonia Metropolitana y Parque Metropolitano. Al final prevaleció Metropolitano por simplicidad”, detallaba el presidente de la asociación, Eduardo Gallego.

Más información: