Una grieta y acumulación de peso, entre las posibles causas del derrumbe en Martínez Campos | Somos Chamberí

Una grieta y acumulación de peso, entre las posibles causas del derrumbe en Martínez Campos

La obra acumuló gran parte del material para los trabajos en la séptima planta del edificio que se vino abajo parcialmente el martes

Bomberos valoran sobre la grúa el estado de Martínez Campos 19 | AYUNTAMIENTO DE MADRID

La Fiscalía de Madrid investiga las causas del derrumbe que el pasado martes tuvo lugar en el número 19 del Paseo del General Martínez Campos. Ha abierto el caso de oficio ante la gravedad del suceso, en el que desaparecieron dos personas, e intenta esclarecer las razones por las que se vinieron abajo sus siete plantas, unas encima de otras, en la zona este del edificio.

Por el momento, las primeras pesquisas de la Policía Municipal arrojan que los obreros acumularon grandes cantidades de materiales en la séptima planta del edificio, según han declarado ellos mismos. Maquinaria de obra, sacos y herramientas que pudieron poner un peso excesivo sobre la estructura del inmueble, informa El Mundo. A la vez, este diario recoge que justo antes del derrumbe apareció una grieta en la primera planta del edificio: “El derrumbe se produjo tras ver los obreros una grieta en un muro de carga en una planta inferior. Ellos salieron a toda prisa cuando ven que se caía el muro de carga y con él las vigas adjuntas”, ha explicado al rotativo un portavoz de Tygma, una de las subcontratas que allí trabajaban.

[Galería: el trabajo de los bomberos en el derrumbe de Martínez Campos]

En la obra de Martínez Campos 19 operaban tres subcontratas que trabajaban para Aldesa, la empresa que ejecutaba la obra por encargo de Richelieu Developments, la promotora que planeó la reforma para construir 27 pisos de lujo y 54 plazas de aparcamiento adicionales en tres sótanos. Los trabajos en el subsuelo aún no habían empezado, por lo que la investigación se centra ahora en el vaciado de tabiques de las plantas de viviendas, que iban a contar con una estructura diáfana.

José María y Agustín, los dos desaparecidos

La noche del miércoles al jueves los bomberos del Ayuntamiento de Madrid seguían buscando a los dos hombres desaparecidos en el momento del derrumbe. Uno de ellos trabajaba en la quinta planta del edificio cuando se produjo el colapso: se trata de José María Sánchez Tejeda, un obrero de 56 años residente en Malpartida de Cáceres que fue contratado para esta obra hace ahora tres semanas, informa con detalle el diario ABC.

José María estaba contratado por la empresa Tygma, que también daba empleo a su hermano Raúl en la misma obra. Él consiguió salir a tiempo y evitar el derrumbe.

El otro desaparecido -informa también ABC- es Agustín Bello Moreno, fontanero de profesión pero que estaba en la obra de forma casual, visitándola invitado por su hermano, que es el encargado de los trabajos.

Los bomberos siguen intentando encontrarlos entre los escombros y cambiaron el miércoles de estrategia, previo acuerdo con las familias de los desaparecidos: ante la peligrosidad de que les cayeran encima elementos inestables, procedieron a desmontarlos con la ayuda de una grúa, desde la parte de arriba. No han dejado los trabajos en ningún momento desde que, pasadas las 17.00 horas del martes, comenzaron a buscar supervivientes en el siniestro.