Talas "por seguridad" y futura plantación de árboles en Arapiles | Somos Chamberí

Talas “por seguridad” y futura plantación de árboles en Arapiles

El Ayuntamiento retira varios árboles de Vallehermoso, Galileo o Blasco de Garay por encontrarse en mal estado

Tocón de un árbol después de las talas en la calle Galileo | SOMOS CHAMBERÍ

Los vecinos del barrio de Arapiles se han sorprendido en los últimos días por la tala de una serie de árboles en las calles Vallehermoso, Galileo y Blasco de Garay, entre otras. Se trata de una actuación que está llevando a cabo el área de Medio Ambiente en la zona para el mantenimiento del arbolado, informan fuentes de este departamento a Somos Chamberí.

“Se han quitado algunos árboles por motivos de seguridad, porque estaban deteriorados o porque no habían agarrado bien”, explican desde el Ayuntamiento. Algunos de los ejemplares talados presentaban sequedad y corrían riesgo de caída, según pudo comprobar in situ este periódico.

Medio Ambiente aclara que se actuará sobre los alcorques que se han quedado vacíos, tanto los afectados por las recientes talas como los que se quedaron sin intervenir en la primera fase del plan de plantaciones de este año. El Ayuntamiento va a aprovechar la segunda fase de este plan, que se llevará a cabo este otoño, para restituir los ejemplares que cumplan los requisitos necesario para su adecuado desarrollo (principalmente en cuanto a ubicación y distancia, puntualizan). “Los alcorques que no sean viables se clausurarán”, añaden.

Algunos de los nuevos árboles procedentes de la última campaña de plantaciones

Algunos de los nuevos árboles procedentes de la última campaña de plantaciones | SOMOS CHAMBERÍ

Las plantaciones de Chamberí forman parte de dos campañas más amplias que se están llevando a cabo en toda la ciudad y durante las que se colocarán cerca de 17.500 árboles, 11.000 de ellos en las calles y el resto en zonas verdes. Durante la primera fase se plantó el 85% de los previstos y en otoño se cubrirán el resto. Es fácil distinguir los árboles recién llegados a las calles porque todos cuentan con un tutor marcado con pintura que los acompañan en sus primeros meses de vida.