Ayuntamiento y COAM eligen una cubierta de vidrio para el futuro Beti Jai | Somos Chamberí

Ayuntamiento y COAM eligen una cubierta de vidrio para el futuro Beti Jai

El proyecto Bizitza berria, ganador del concurso de ideas, propone una reforma acristalada y conservando la mayoría de la estructura histórica de esta instalación del siglo XIX

Recreación del Beti Jai, según el proyecto Biztiza Berria | AYUNTAMIENTO DE MADRID

El concurso para elegir el proyecto que servirá para reformar el antiguo Beti Jai, único frontón histórico que queda en Madrid, ya ha sido resuelto. El jurado ha elegido el proyecto Bizitza berria (Nueva vida, en euskera), que propone techar las instalaciones con una estructura de vidrio de corte industrial y a cuatro aguas, redactado por Javier Coronado Palomero y Amelia Rodríguez de la Torre Somoza, con René Martínez como colaboradora.

“El diseño estructural de la cubierta propuesta se basa como primera condición en proyectar una estructura ligera que no interfiera en la percepción interior del edificio, siendo consciente de que siempre se verá afectada”, explica la memoria del proyecto ganador antes de detallar todos los detalles técnicos de la cubierta, que podrá ser construida siempre que no prospere el recurso judicial interpuesto por la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, que se opone al techado de este lugar.

La pista se ha pensado para albergar diferentes juegos de pelota, gracias a un sistema de rebote móvil ligero de quita y pon, que descolgará de la nueva cubierta para permitir adaptar la cancha a las distintas modalidades de juego, de 30, 36 y 54 metros.

El proyecto Bizitza berria apuesta también por conservar el resto de elementos estructurales sin apenas alteración y añadir el 10% de edificabilidad bajo la cancha de juego. Allí se alojarán las instalaciones del edificio para evitar colocarlas sobre la cubierta y habrá espacio para un futuro gimnasio de 323 metros cuadrados. La propuesta se complementa con una posible sala de exposiciones en la segunda planta y “pequeñas áreas de cafetería” en todos los pisos.

El jurado del certamen destaca que “se trata de un proyecto sencillo, con una estructura muy pedagógica y esencial”, informa el Ayuntamiento, que además resalta que el Beti Jai podrá albergar “cualquier tipo de uso”. La propuesta ganadora da soluciones en materia de accesibilidad (propone construir 3 ascensores de vidrio), protección y evacuación en caso de incendio, y fomenta el cuidado del medio ambiente a través de la recuperación de aguas pluviales para dar servicio tanto al aljibe de incendios, inodoros, limpieza de espacios o riego, así como la captación de energía solar. El coste total de la obra está calculado en 7,3 millones de euros.

Detalle de Bizitza Berria, el proyecto ganador para la reforma del Beti Jai

Detalle de Bizitza Berria, el proyecto ganador para la reforma del Beti Jai

Imágenes del proyecto Bizitza berria

El concurso de ideas para el Beti Jai, que fue convocado el pasado verano por el Ayuntamiento de Madrid en colaboración con el COAM, ha otorgado además un segundo premio para la propuesta Tres mil de contracancha, que incluía una cubierta retráctil y la construcción de una nueva medianera, y el tercer premio al proyecto Chiquito returns.

El jurado encargado del fallo ha estado compuesto por la coordinadora general del Área de Cultura y Deportes, y presidenta del jurado, Carmen Rojas Cerro; el decano del COAM, José María Ezquiaga Domínguez; la directora general de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini Sagaseta de Ilúrdoz; el subdirector general de Planeamiento Urbanístico del Ayuntamiento de Madrid, Antonio María Díaz Sotelo; el arquitecto jefe del departamento de Servicios técnicos del Distrito de Chamberí, José María leal Mora; un arquitecto y una arquitecta de reconocido prestigio designados a propuesta del COAM, Andrés Perea Ortega, y Carmen Martínez Arroyo; y el arquitecto vocal del jurado a propuesta del Grupo Municipal Ciudadanos; Javier Hernández Morales; y Jesús Jiménez Cañas, ingeniero de prestigio.

El frontón centenario de Madrid

El antiguo frontón Beti Jai se construyó para albergar los encuentros de esta especialidad deportiva de juego de pelota, que llegó a tener gran popularidad en Madrid, donde hubo más de una decena de frontones de parecidas características en la ciudad a principios del siglo XX y finales del XIX.

Proyectado por el arquitecto Joaquín Rucoba en el año 1893 en el distrito de Chamberí, fue inaugurado el 29 de abril de 1894 y tenía capacidad para 4.000 personas en pie. Dejó de funcionar en el año 1919 y desde entonces ha tenido una serie de usos que van desde viviendas a un taller de reparación de coches. También estuvo en desuso desde hace más de treinta años. Muy deteriorado, fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en el año 2011 y es el único frontón que queda en pie en Madrid.

Interior del Beti Jai durante las obras de consolidación

El edificio fue expropiado por el Ayuntamiento en 2015 y desde 2016, la Dirección General de Patrimonio del Área de Economía y Hacienda lleva a cabo obras de consolidación de las estructuras, cubiertas y muro medianero del edificio existente. También va a restaurar las escaleras este verano mediante una Inversión Financieramente Sostenible.

Más información: