Por un nuevo futuro para el Parque Móvil | Somos Chamberí

Por un nuevo futuro para el Parque Móvil

Decenas de vecinos se unen en un grupo que propone llenar este gigantesco espacio de uso con actividades culturales, sociales y productivas. Y lo muestran en una exposición

Vista de la cubierta superior del Parque Móvil del Estado | ANTONIO JIMÉNEZ FERRER

Una superficie tan grande como el estadio Santiago Bernabéu permanece con escaso uso en pleno centro de Chamberí. Está compuesta de varias naves diáfanas, que podrían dar cabida a casi cualquier actividad, y su estado de conservación es bastante bueno. Se trata del Parque Móvil del Estado, una institución creada en 1935 y cuyo edificio fue construido a lo largo de los años cuarenta en Cea Bermúdez, sobre los terrenos del antiguo Cementerio de la Patriarcal, y se abrió en 1952.

Para conocerlo mejor, un grupo de vecinos y de defensores del patrimonio de Madrid han organizado una exposición en la Casa de Cultura de Chamberí -a escasos metros de este lugar- en la que detallan cómo es el Parque Móvil por dentro y, además, proponen usos alternativos para este enorme espacio, que implique su aprovechamiento y no la demolición de lo que consideran una auténtica “joya” industrial.

[Galería: así es por dentro el Parque Móvil del Estado]

El calificativo de joya no es gratuito, se lo da uno de los elementos protegidos de este reciento: la rampa de acceso a sus cuatro plantas de párking, vestigio de un pasado en el que las infraestructuras para los coches tenían carácter monumental y cuya existencia ha impedido hasta ahora que todo el complejo haya sido echado abajo para la construcción de viviendas. Solo queda otra más en Europa, la de la antigua fábrica de Fiat en Turín, que actualmente tiene una función cultural.

Rampa de acceso a los aparcamientos del Parque Móvil | ANTONIO JIMÉNEZ FERRER

La citada rampa -llamada técnicamente de doble tornillo– protagoniza una de las partes de la exposición, en la que también se explican las zonas de las que se compone el Parque Móvil y que se dividen básicamente en dos: el citado aparcamiento de tres plantas y cubierta, con estructura de hormigón y unos 30.000 metros cuadrados de superficie, y los talleres, una nave diáfana del mismo tamaño que la contigua pero sin columnas, dividida en 19 zonas con un característico techo fabril, en forma de sierra.

El interior de ambos edificios todavía alberga actividad, pero nada tiene que ver con la que tuvo en su momento álgido: en la zona de talleres trabajan actualmente unos 30 operarios (sale a uno por cada 1.000 metros cuadrados) frente a los 900 con los que llegó a contar. En el párking, algo más aprovechado, estacionan algo más de 650 vehículos frente a los 1.500 que llegaron a aparcar allí hace ahora tres décadas. Además, parte de las instalaciones son utilizadas por la Policía Municipal (segunda planta).

Plano de la planta del Parque Móvil | SOMOS CHAMBERÍ

La abundante documentación de esta exposición es uno de sus puntos fuertes, puesto que el interior del Parque Móvil es desconocido para la mayoría de los chamberileros. Durante los últimos años solo se abrió una vez al público, durante el evento de conmemoración de los 80 años de la institución, de la que quedó una interesante visita virtual.

Fotos, noticias publicadas y diversos planos completan la muestra que se ofrece ahora en la Casa de la Cultura y que permanecerá allí durante todo el mes de junio.

¿Futuro inmobiliario o dotacional?

La parte más farragosa de la exposición es quizás la más interesante de cara a entender el futuro del Parque Móvil. Es la que habla del Área de Planeamiento Remitido (APR) que introdujo el Ayuntamiento de Madrid con la aprobación de su PGOU de 1997. Esta figura legal permite a día de hoy convertir este espacio en suelo residencial para la construcción de viviendas, a la vez que se podría unir la calle Joaquín María López con Escosura.

La aplicación de este plan incluiría necesariamente el derribo de todo el Parque Móvil para crear varias zonas de viviendas y de espacios dotacionales. Y en el APR está el origen del intento de venta del espacio para la creación de una jugosa promoción inmobiliaria en mitad de Chamberí, que propuso el Ministerio de Hacienda (propietario de los terrenos) en 2013 y que reactivó en 2017. La salida al mercado de esta enorme propiedad llevó al Ayuntamiento de Madrid a hacer una oferta de compra por los terrenos: el punto de partida de la operación era de 62 millones de euros, aunque Hacienda llegó a pedir 300 cuando inició la venta en 2013. Ahora, con el cambio de gobierno, todo está parado.

La intención de Ahora Madrid con su oferta de compra era crear cientos de viviendas sociales en esta parcela, pero los vecinos que han puesto en marcha la exposición sobre el Parque Móvil tienen otras ideas para su futuro, que van desde una gran zona de coworking, un espacio para el desarrollo de tecnologías emergentes, centros de ensayo, espacios para disciplinas pictóricas… todas las ideas se están colocando en una de las paredes de la sala que acoge la muestra y serán puestas en común mediante un proceso participativo.

Algunas de las notas añadidas por los visitantes a la exposición | SOMOS CHAMBERÍ

El primer paso para conseguir asegurar un futuro para el Parque Móvil, que no implique su demolición, pasa por conseguir la protección para otras zonas del edificio: el objetivo del grupo de trabajo es que tanto el aparcamiento como los talleres sean valorados por la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid y sean declarados con el nivel 2 de valor patrimonial. “El camino es largo pero no imposible”, aseguran con optimismo sus impulsores.

Más información: