La chamberilera Paca Aguirre, Premio Nacional de las Letras | Somos Chamberí

La chamberilera Paca Aguirre, Premio Nacional de las Letras

La poeta de la calle Alenza recibe la mención por su obra literaria, "la más machadiana de la generación del medio siglo"

Francisca Aguirre

Una de las poetas imprescindibles de Madrid, Francisca Aguirre (Paca, para sus vecinos y amigos), recibió este martes el Premio Nacional de las Letras 2018, como premio a toda una trayectoria y a una poesía que el jurado del galardón sitúa “entre la desolación y la clarividencia, la lucidez y el dolor, susurrando (más que diciendo) palabras situadas entre la conciencia y la memoria”. También destaca que su obra es “la más machadiana de la generación del medio siglo”, lo que hace le hace acreedora de esta distinción, dotada con 40.000 euros.

Francisca Aguirre nació en Alicante en 1930 pero ha vivido toda su vida en un quinto piso de la calle Alenza, en el barrio de Ríos Rosas. Toda su familia rezuma arte: su padre -Lorenzo Aguirre- era pintor y su marido -Félix Grande, ya fallecido- también era poeta. La hija de ambos, Guadalupe, sigue la saga familiar de versos .

El Nacional de las Letras no es el primer galardón que consigue Francisca Aguirre, quien ya ganó el Premio Nacional de Poesía en 2011 y el Miguel Hernández en 2010. Además, recibió un homenaje de su distrito hace justo un año, durante un mes en el que las mujeres fueron protagonistas en Chamberí. Fue una tarde de poesía en el Centro Cultural Galileo  Está considerada una de las voces imprescindibles de la poesía española contemporánea, testimonio de dignidad, coraje y esperanza.

Publicó su primer libro, Ítaca, en 1971 y es autora de Ensayo General (Premio Esquío 1995), Pavana del desasosiego (Premio María Isabel Fernández Simal 1998), Ensayo General. Poesía completa 1966-2000, un tomo con todos los libros de poemas escritos hasta el 2000 que obtiene en el año 2001 el Premio de la Crítica Valenciana al conjunto de una obra, Nanas para dormir desperdicios (Premio Alfons el Magnànim 2007) e Historia de una anatomía (2010) por el que recibió el Miguel Hernández y el Nacional de Poesía. Es también autora del libro de relatos Que planche Rosa Luxemburgo por el que consiguió el Premio Galiana en 1994 y del libro de recuerdos Espejito, espejito.