Madrid Central pone 262 multas al día y reduce el tráfico hasta un 8% en los bulevares que la rodean | Somos Chamberí

Madrid Central pone 262 multas al día y reduce el tráfico hasta un 8% en los bulevares que la rodean

La cifra de sanciones es sensiblemente inferior a la que se registraba con el sistema de Áreas de Prioridad Residencial, sobre un área de menor extensión

Señal que impide el acceso a Madrid Central | SOMOS CHAMBERÍ

Al final las cámaras de Madrid Central sí que estaban encendidas y a pleno rendimiento. Las dudas lanzadas por partidos como Ciudadanos han quedado despejadas por los datos sobre sanciones que acaba de hacer públicos el Ayuntamiento: desde el 15 de marzo (fecha de su implantación) hasta finales de mes se impusieron 4.460 multas por accesos indebidos, unas 262 cada día, según datos municipales adelantados este miércoles por El País.

El dato es, de momento, sensiblemente inferior a las multas que se imponían en las antiguas APR, que llegaban a las 1.287 al día (470.000 durante 2017, el último año en el que se aplicaron de forma completa). Con el antiguo sistema de Áreas de Prioridad Residencial el Ayuntamiento podía llegar a recaudar hasta 42,3 millones de euros al año. Con el ritmo de multas registrado en marzo se quedaría en unos 8,6 millones anuales (a 90 euros la multa, siempre que no se acojan al descuento por pronto pago), una considerable bajada de la recaudación.

Las cifras facilitadas no especifican cómo se distribuyen las multas entre las 115 cámaras que controlan los accesos a Madrid Central, aunque sí que indican que se han solicitado hasta el momento unas 31.000 autorizaciones durante los 17 primeros días de funcionamiento.

Menos tráfico en toda la ciudad

El Ayuntamiento destaca que la medida, puesta en marcha para frenar la contaminación causada por el tráfico privado, ha conseguido disminuir la circulación el 8,3% en la zona de Madrid Central y el 2,4% en toda la ciudad. También descarta el temido efecto frontera con cifras de descensos de tráfico en las rondas y los bulevares que rodean su perímetro: baja el 3,18% los días laborales y el 8,12% durante los fines de semana. En la M-30 también bajó la presencia de coches un 0,54% a diario y un 6,21% en festivos.

En cuanto a las tres calles del interior que el consistorio está midiendo, el tráfico ha descendido notablemente en Gran Vía, que baja un 24,21% de lunes a viernes y del 33,87% en fin de semana y festivos. La calle San Bernardo registra el 5,79% (laborables) y del 10,38% (resto) menos de tráfico Y en la calle Toledo el descenso es del 9,62% en laborales y un 19,74% en fines de semana.

En cuanto al uso del transporte público, los autobuses de la EMT han visto aumentar su número de pasajeros un 6,5% en días laborales y un 10% los fines de semana y festivos. Un dato que coincide con el cierre parcial de la línea 2 de Metro, lo que está restando viajeros en el suburbano.

Los datos se complementan con los de la reducción de la contaminación conocidos este martes: los niveles de dióxido de nitrógeno descendieron notablemente en abril, tanto en el interior de Madrid Central como en sus distritos limítrofes: estaciones como la de Cuatro Caminos registraron un 22% menos de polución con respecto a la media de los nueve años anteriores.