La fallecida en el desahucio de Ramiro II pidió ayuda al Ayuntamiento, pero no la llegó a formalizar | Somos Chamberí

La fallecida en el desahucio de Ramiro II pidió ayuda al Ayuntamiento, pero no la llegó a formalizar

Sus vecinos apenas mantenían contacto con ella y desconocían su situación económica

Alicia, la mujer de 65 años que se suicidó este lunes junto a la calle Bravo Murillo cuando estaba a punto de ser desahuciada, acudió el pasado mes de mayo a los servicios sociales de Chamberí. La información, adelantada por la PAH, no detalla qué tipo de necesidad indicó y el Ayuntamiento de Madrid tampoco lo ha indicado. Lo único que se le comunicó por parte de los trabajadores del consistorio es que para solicitar ayudas debía estar empadronada en el distrito. Ella se marchó y no volvió a las oficinas municipales.

La víctima comunicó en aquella visita que no tenía familia, aunque en los registros consta que estaba divorciada y tenía un hijo. Lo que han confirmado sus vecinos es que vivía sola en el quinto, en un estudio de apenas 30 metros cuadrados útiles desde hacía seis años, por los que pagaba 500 € al mes a la empresa Apartamentos Galileo y que dejó de abonar a principios de este año por motivos que se desconocen, informa El País.

Todos los testimonios recabados por los medios desde su fallecimiento destacan la escasa relación que mantenía Alicia con su entorno. Nadie sabía de lo apurado de su situación económica y en el bar de la esquina ni siquiera la conocían. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha preguntado al Ayuntamiento de Madrid en un comunicado si hubo seguimiento en el proceso de desahucio de la víctima, ya que la Policía Municipal acompaña a varias comisiones judiciales cada día.

El Ayuntamiento de Madrid desarrolla en el barrio de al lado -Trafalgar, ella vivía en Vallehermoso- un programa dedicado a combatir la soledad no deseada, con acciones para detectar casos de aislamiento como el de la víctima y que se desarrolla como proyecto piloto con la idea de extenderlo a otras zonas de la ciudad.