Movilidad compartida: carsharing y eléctricos que pueden circular por Madrid Central | Somos Chamberí

Movilidad compartida: carsharing y eléctricos que pueden circular por Madrid Central

Bluemove, Respiro, Emov, Car2go, eCooltra, Muving, Zity o Bicimad. Estas son las mejores opciones para dejar de usar tu coche y pasarte a la movilidad compartida

Varios modelos de motos y coches eléctricos | AYUNTAMIENTO DE MADRID

La llegada de Madrid Central, la nueva área de circulación restringida en el corazón de Madrid, hace replantearse a todos los conductores su modelo de movilidad. Hay quien, de cara a noviembre (fecha de puesta en marcha de la medida), está pensando en vender su coche y empieza a estudiar todas las opciones para circular libremente por el distrito Centro de Madrid.

En Somos Chamberí te hemos reunido todas las posibilidades de movilidad de alquiler, tanto eléctrico como con otro tipo de vehículos. Aquí va el listado:

Empresas de carsharing con aparcamientos:

  • Bluemove: Esta compañía dispone de vehículos híbridos y eléctricos, además de un buen número de aparcamientos propios en toda la zona, que se localizan mediante su app para móviles. Su flota de vehículos permiten el transporte de hasta 5 personas y tienen gran capacidad, además de disponer de opciones para viajes largos. Exige registro previo en su página web y no tiene coste de alta. Puedes ver en este enlace todas sus tarifas.
  • Respiro: Una compañía similar a la anterior, con varios modelos de coches distribuidos por aparcamientos por todo el interior de la M-30, Chamberí y distrito Centro incluidos. Sus tarifas son también muy competitivas, cuentan con coches de hasta 7 plazas y es necesario el registro previo para usar sus servicios.
  • Electric Way: la última en llegar. Ofrece coches eléctricos del modelo Renault Twizy, biplaza y con obligación de devolver el coche en el mismo aparcamiento (el único) junto al parque del Retiro. La única ventaja que tienen es que sus precios por día es de los más baratos del mercado.

Coches eléctricos sin párking:

Madrid cuenta con varias empresas de alquiler de coches eléctricos con cientos de unidades disponibles en toda la ciudad. Estas son las opciones:

  • Car2go: la empresa de eléctricos más veterana. Para usar sus vehículos (todos de dos plazas) necesitas registrarte previamente en su web, descargar la aplicación y buscar un coche cerca de ti. Después lo dejas aparcado en cualquier otro punto (ya sean plazas verdes o azules) y te marchas. Así de fácil. El alta tiene un coste de 9 € y cada minuto recorrido con el vehículo alquilado sale a 0,21 € (aquí, cuadro de tarifas completo).
  • Emov: Funciona igual que los anteriores (registro en página web y descarga de app) y sus tarifas (aquí, en PDF) son similares (el precio por minuto es de 0,24 €). Pero además tiene la ventaja de que sus vehículos son de cuatro plazas, por lo que tienen mayor capacidad de transporte y de almacenamiento.
  • Zity: La última compañía en llegar, un servicio que utiliza el model Renault ZOE, con 5 plazas, amplio maletero y la mayor autonomía de las tres. Sus tarifas son algo más altas (0,24 € por minuto) pero no cobran alta y dispone de un servicio que permite aparcar, hacer recados y volver a coger el mismo coche por un bajo precio.

Motos y bicis eléctricas:

  • eCooltra: La primera que comenzó a operar en Madrid. Utiliza el sistema de pago por minutos y se pueden coger y dejar en cualquier punto de Madrid -previa descarga de su app- dentro de su área de operciones. Para uno o dos pasajeros. El precio es de 0,24€ por minuto sin cuota de alta.
  • Muving: Presente en 12 ciudades españolas, llegó a Madrid poco después que eCooltra, con el mismo sistema de funcionamiento aunque tarifas algo más baratas (0,21 € por minuto, más barato si compras sus bonos).
  • Bicimad: El sistema de bicicleta eléctrica del Ayuntamiento de Madrid es también el más barato de todas las formas de transporte. Cuesta 0,50€ los primeros 30 minutos y exige alta previa. Sus bicis se pueden coger y dejar en las decenas de estaciones disponibles en el interior de la M-30. Más información, en este enlace.