Metro estudia llamar 'Velintonia' a la estación de Metropolitano | Somos Chamberí

Metro estudia llamar ‘Velintonia’ a la estación de Metropolitano

El cambio se producirá el 1 de noviembre y el suburbano valora modificar otros nombres de estaciones, como la de Iglesia por Joaquín Sorolla

Cartel a la entrada de la estación de Metropolitano | SOMOS CHAMBERÍ

“Próxima estación, Velintonia”. Esta será probablemente una de las locuciones que Metro de Madrid tendrá que grabar antes del 1 de noviembre, fecha en la que está previsto el cambio de nombre de varias estaciones del suburbano, entre ellas las de Metropolitano y Atocha, como anunció a finales del mes de junio para evitar equívocos con otras paradas con nombres similares

Pese a que la mayoría de colectivos y vecinos de Chamberí se oponen al cambio de nombre de Metropolitano, Metro de Madrid se ha agarrado a la carta que le envió la asociación El Organillo para valorar el cambio de nombre de la estación de Metropolitano, informa El Mundo: “Respetando todas las formas de participación, creo que los colectivos que han hecho estas propuestas son suficientemente representativos para que se les pueda tener en cuenta”, explica en este diario la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo. La decisión no está aún tomada.

Lo que sí que descarta Metro de Madrid es iniciar un proceso participativo para elegir los nuevos nombres de las estaciones. Somos Chamberí preguntó hace semanas a sus lectores y las propuestas de nombres alternativos fueron muy numerosas: Colegios Mayores o Escuela Diplomática fueron algunas de las sugerencias. Otras pasaban por renombrarla como El Johnny (por el colegio mayor San Juan Evangelista), Reina Victoria, Vallehermoso (por el barrio en el que se encuentra), Elena Maseras (primera universitaria española), San Isidoro de Sevilla y Camarón.

Velintonia es uno de los puntos calientes del distrito. Ubicada en el extremo norte del barrio de Vallehermoso, se trata de la casa en la que residió Vicente Aleixandre durante la mayor parte de su vida, donde creó su obra y acogió a decenas de importantes figuras de la poesía mundial. El Ayuntamiento ha anunciado que la expropiará para convertirla en un centro cultural, algo que no termina de convencer a los descendientes de Aleixandre -actuales propietarios- y a la asociación que promueve la memoria del escritor.

Otros cambios de nombres en Metro

Otra de las novedades que ha desvelado la consejera de Transportes es que Metro estudia cambiar otros nombres de estaciones, aunque no citó ninguna en concreto. En Chamberí está en discusión otra denominación, la de Iglesia, sobre la que los descendientes de Joaquín Sorolla reivindican que se homenajee al pintor en esta parada, situada en la glorieta que ya tiene su nombre y a muy pocos metros de su casa-museo.

Dos tataranietos del levantino guardan la esperanza de que Joaquín Sorolla, que ya da nombre a una estación del Metro de Valencia, acabe haciendo lo propio en Madrid en el año del centenario del metropolitano de Madrid, que será el 2019. Para ello confían en llegar a las 10.000 firmas antes de que acabe este 2018. Los apoyos los están recogiendo en la página www.metro-sorolla.org, a través de un formulario.

Más información: