Madrid aprueba que los patinetes circulen por el 80% de sus calzadas | Somos Chamberí

Madrid aprueba que los patinetes circulen por el 80% de sus calzadas

Los eléctricos podrán utilizar todas las calles de un solo carril o de un carril por sentido, que con la nueva ordenanza de movilidad pasan a estar limitadas a 30 km/h. Y en un año podrían acceder también a los ciclocarriles en vías más anchas

Detalle de un patinete eléctrico de la empresa Lime en la calle Sagasta | SOMOS CHAMBERÍ

Las normas con las que peatones, conductores y ciclistas se moverán por Madrid en los próximos años se aprueban este viernes en Cibeles. El Pleno del Ayuntamiento ha validado la Ordenanza de Movilidad con una importante novedad con respecto a lo que ya se conocía: los conocidos como Vehículos de Movilidad Personal (VPM) podrán circular -siguiendo determinadas condiciones- por todas las calles limitadas a 30 km/h. Esto, en la práctica, significará que los patinetes eléctricos que desde este verano han empezado a abundar en Madrid tendrán permitido circular por cuatro de cada cinco calles de Madrid. Y tendrán vetadas las aceras: la nueva legislación establece que son exclusivas para los peatones, salvo en muy contadas excepciones.

La inclusión de los patinetes eléctricos como parte de la movilidad habitual de las calzadas llega después del acuerdo entre Ahora Madrid (partidarios inicialmente de dejarlos fuera) y PSOE, ha indicado la delegada de Movilidad, Inés Sabanés. La ordenanza incluye también la conversión a calles 30 (con velocidad máxima a 30 km/h) de todas las calzadas de un carril o de dos carriles con un sentido cada uno. Estas representan casi el 80% de las vías existentes en Madrid y el 85% de kilómetros viarios. Son las vías por las que podrán circular los VPM (además de por los carriles bici y resto de infraestructuras ciclistas), que se pueden apreciar mejor en este mapa:

Mapa de calles 30 en Madrid

Mapa de calles 30 en Madrid (pincha para ampliar)

De momento, los patinetes eléctricos tendrán vetados los ciclocarriles (carriles limitados a 30 km/h dentro de calles más amplias), pero la nueva norma recoge la posibilidad de que dentro de un año puedan circular por ellos (calles en rojo en el mapa superior), si el Ayuntamiento lo cree conveniente, a través de los pertinentes estudios e informes técnicos. Si sale adelante el uso del casco también será obligatorio en las citadas vías. De esta forma, el equipo de gobierno confía en que la introducción de los patinetes en las calles de Madrid se pueda hacer de forma “progresiva”.

Sabanés agradeció durante el debate del pleno a los socialistas su disposición al diálogo y destacó que el objetivo de la ordenanza es “la reducción de la velocidad, que es lo único que permite la convivencia entre diferentes formas de transporte”. El PSOE calificó de “decisiva” la aprobación de la ordenanza y vaticinó que el traslado de bicicletas y VMP a la calzada ayudará a “pacificar el tráfico”, indicó su portavoz en movilidad, Chema Dávila. Ciudadanos criticó que el acuerdo sobre los patinetes eléctricos “no da la libertad total” a sus usuarios y el PP anunció que, si vuelven al gobierno, “cambiarán la ordenanza para promover una movilidad que dé respuestas a las necesidades de los ciudadanos”. La ordenanza salió adelante con los votos de Ahora Madrid y PSOE, a pesar de la oposición de Ciudadanos y PP, que votaron en contra.

Novedades para bicis, motos…

La nueva ordenanza de movilidad cambiará la forma de circular en Madrid, no solo en el caso de los patinetes. La legislación introduce importantes novedades también para la bicicleta, que a partir de ahora pueden circular a contramano en calles limitadas a 20 km/h o girar a la derecha en cruces con semáforo en rojo si se habilita para ello. Así hasta 31 novedades para el colectivo ciclista a la hora de circular y aparcar.

Los motoristas también tienen que leerse en profundidad esta ordenanza, ya que cambian muchas de sus opciones a la hora de aparcar: para poder estacionar en la acera tendrán que dejar un espacio mínimo de 3 metros de paso, y eso siempre que no esté a menos de 5 metros de un paso de cebra, a 2 de los pavimentos tacto-visuales y que no haya banda de aparcamiento al lado.

En la práctica, las motos van a tener muy pocas aceras hábiles para aparcar en el distrito Centro, por lo que el Ayuntamiento ha habilitado cientos de nuevas plazas de aparcamiento exclusivas para ellas en la calzada.

Además, la Ordenanza de Movilidad Sostenible (ese es su nuevo nombre oficial) establece una nueva figura de aparcamiento regulado distinto al SER, para los barrios con efecto frontera o alta intensidad de estacionamiento. Se establecerá bajo demanda vecinal -a solicitud del pleno del distrito- y no tendrá coste ni límite de estacionamiento para los residentes. Todas estas áreas deberán ser aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid.

Más información: