La reversión de Galileo se estrella en los Presupuestos Participativos | Somos Chamberí

La reversión de Galileo se estrella en los Presupuestos Participativos

El proyecto de gasto que apostaba por reinstalar los aparcamientos cosecha 207 votos. Los vecinos de Chamberí han preferido peatonalizaciones, carriles bici y acciones verdes, que serán ejecutadas el año que viene

El área de Despacio Galileo | SOMOS CHAMBERÍ

Los vecinos de Chamberí prefieren que los coches aparcados no vuelvan a la calle Galileo. El proyecto de gasto que se propuso para conseguir revertir su peatonalización parcial ha cosechado solo 207 votos y no será ejecutado por el Ayuntamiento. Los habitantes del distrito han creído como prioritarias otras propuestas como crear un carril bici de doble sentido en Eloy Gonzalo o peatonalizar la calle Fuencarral durante todo el fin de semana (lee aquí la lista de todos los proyectos seleccionados).

El proyecto Plazas de estacionamiento en tramo semi-peatonalizado de Galileo presentado a la tercera edición de Presupuestos Participativos municipales reclamaba “recuperar ese espacio inutilizado para situar el mayor número posible de plazas de estacionamiento para residentes”, lo que suponía en la práctica la reversión del conocido como Despacio Galileo.

Esta actuación de urbanismo táctico, que se puso en marcha el pasado verano cortando el paso de vehículos a motor en un tramo de la calle Galileo, generó ríos de tinta en los medios durante el pasado verano y varias corrientes de opinión a favor y en contra entre habitantes y organizaciones vecinales. Finalmente, el Ayuntamiento decidió volver a permitir la circulación, pero conservando el espacio de acera ganado para los peatones.

El proyecto de gasto sobre Galileo había sido presentado formalmente por la mesa de Presupuestos del Foro Local de Chamberí, después de una tumultuosa sesión en la que varios miembros de las asociaciones Chamberí Se Defiende y Madrid Lo Vale coparan la votación e impusieran su criterio. En esa misma tarde también se presentó el proyecto de gasto para revertir el carril bici de Santa Engracia, que no llegó a la fase de apoyos, debido a que el Ayuntamiento lo consideró inviable, por afectar a una Inversión Financieramente Sostenible dentro de su plazo obligatorio de vida útil, que son cinco años. También retiró de la votación, por el mismo motivo, un proyecto de gasto que solicitaba la reversión del carril bici de los bulevares.

Las asociaciones que promovieron la reversión de Galileo en los Presupuestos Participativos intentaron retirar la propuesta a finales de mayo, en plena votación de la segunda fase. Lo propusieron -entre otras razones- al comprobar que no era posible presentar hojas de firmas y la votación debía ser personal, a través de la página web de Decide Madrid, o en la mesa que se montó en la plaza de Olavide a finales de mes. Las hojas de firmas permitieron que el proyecto de reversión multiplicara por cuatro sus votos digitales durante la fase de apoyos.

La Mesa de Presupuestos del Foro Local -la misma que presentó la reversión de Galileo- votó a favor de pedir la retirada de la propuesta “ante las numerosas anomalías percibidas en las fases anteriores del proceso y la falta de garantía de una participación representativa en la fase de votación final”, según consta en su acta del 25 de mayo. Sin embargo, las propuestas no fueron retiradas al no permitirlo el sistema de Decide Madrid, una vez ya iniciada la votación final.

¿Qué pasará con Galileo?

El Ayuntamiento de Madrid había condicionado el futuro de Despacio Galileo al resultado de esta votación vecinal, un año después de la puesta en marcha del proyecto. La concejala de distrito, Esther Gómez, explicó en una reciente entrevista en Somos Chamberí que tenía en cuenta “la resistencia de algunas personas de esa zona a la peatonalización completa, aunque no creemos que la mayor parte del distrito esté planteando una oposición a la mejora de los espacios públicos”. Y después advertía que iba a escuchar “a esa gente y esperaremos a las votaciones de Presupuestos Participativos, en las que se podrá ver el resultado para seguir avanzando”, sentenció.

Después de que la reversión haya sido rechazada en esta votación, el Ayuntamiento ejecutará previsiblemente “la consolidación del espacio ganado” en los próximos meses, como advirtió la concejala del distrito. Aunque no ha sido confirmado oficialmente por parte de la Junta de Distrito, es previsible que lo hagan a través del Plan de Aceras previsto para Chamberí. En la zona de Galileo también está pendiente la reforma del parque Rodríguez Sampedro, otro de los proyectos más votados de los Presupuestos Participativos de años anteriores.

Más información: