La Operación Asfalto se reactiva en primavera y llega a Almagro y Vallehermoso | Somos Chamberí

La Operación Asfalto se reactiva en primavera y llega a Almagro y Vallehermoso

Las calles Ponce de León, Jenner, Gaztambide o Poeta Ángela Figuera han visto su firme renovado en los últimos días

Operarios del Ayuntamiento, durante la Operación Asfalto 2018

El 2018 fue un año extraño para la Operación Asfalto, ese conjunto de obras que sirven para arreglar el firme de las calles y que el pasado verano fue anunciada como la mayor de la historia de Madrid por los responsables municipales. Una denuncia en los tribunales retrasó su ejecución y provocó que al final del verano en Chamberí solo se hubieran arreglado uno de los 15 tramos previstos.

Esta dilación ha provocado que durante la primavera se haya reactivado el reasfaltado de las calles que faltaban y se hayan añadido otras nuevas. Lo han podido comprobar estos días los vecinos de Ponce de León, Jenner o Poeta Ángela Figuera, en los barrios de Almagro y Trafalgar, donde el Ayuntamiento está trabajando en mejorar el firme y repinta las líneas que ordenan el tráfico.

Los trabajos se extenderán esta semana también a la calle Gaztambide, en el pequeño tramo que va de Domenico Scarlatti hasta el paseo San Francisco de Sales, y deberían continuar (sin fecha prevista aún) en las calles General Ibáñez de Íbero, en Bravo Murillo (en el tramo que va del número 48 hasta la glorieta de Quevedo), en el túnel de Ríos Rosas, en la plaza San Juan de la Cruz y en el entorno de la glorieta de Cuatro Caminos (Raimundo Fernández Villaverde y Reina Victoria), según datos facilitados a Somos Chamberí por el área de Desarrollo Urbano Sostenible.

Las explicaciones de Calvo sobre el retraso

Las causas del retraso en la Operación Asfalto 2018 fueron tema de discusión durante una comisión de Desarrollo Urbano Sostenible al inicio del año, en la que el concejal del área -José Manuel Calvo- explicaba que el retraso y la no ejecución de numerosos reasfaltados planificados el pasado verano se debía “a que hemos encontrado un problema fundamental, que ha sido la judicialización del acuerdo marco, que nos ha impedido hacer las obras” e insistió en que, pese al anuncio realizado, “nunca estuvo previsto hacer estas obras sólo en verano, por cuestiones de movilidad”.

“Evidentemente nos hubiera gustado no haber tenido problemas para realizar las obras en los plazos. Se trata de un inconveniente que nos hemos encontrado, que es un recurso que interpuso una de las empresas no adjudicataria del contrato. Interpuso uno de los recursos el 30 de julio sabiendo que los juzgados están cerrados en agosto. Es el retraso en la adjudicación del acuerdo marco lo que ha retrasado las obras sobre todo en las avenidas principales”, explicó el edil.

Calvo recordó que lo ejecutado hasta ahora “supera en 300.000 metros cuadrados toda la operación de calzadas que hizo el PP en tiempos de Ana Botella” y que “los baches que hay hoy no vienen de nosotros, sino de antes, de que desde 2008 no se invirtió lo necesario para la conservación”. La operación anunciada por el Ayuntamiento en junio comprendía reformar el pavimento en una superficie de alrededor de 2,3 millones de metros cuadrados, para lo que iba a invertir 40 millones de euros.