Y el Gordo no tocó en Vallehermoso… pero sí en Eloy Gonzalo y Santa Engracia | Somos Chamberí

Y el Gordo no tocó en Vallehermoso… pero sí en Eloy Gonzalo y Santa Engracia

Los buscadores de la suerte agotaron los décimos del mercado en el que se rodó el anuncio de la lotería, pero el primer premio llegó a través de dos décimos a otras administraciones del distrito

Bola con el premio gordo de la Lotería de Navidad

Dos administraciones de lotería de Chamberí repartieron este sábado 800.000 euros del Gordo de la Lotería de Navidad, el 03347. Dos personas afortunadas adquirieron los boletos en el despacho de loterías de la calle Eloy Gonzalo 17 y en la administración ubicada en el 43 de la calle Santa Engracia.

“Hasta ahora me llamaban el gafe porque nunca repartí ningún premio gordo, ahora no sé qué apodo tendrán que ponerme”, bromeaba Ferdinando, el lotero de El globo rojo (en la calle Santa Engracia) a la llamada del periódico Somos Chamberí. Su negocio se trasladó a este lugar, justo al lado de la plaza de Chamberí, hace ahora cuatro años y es el primer gran premio que vende en su local.

También lo han celebrado en La Bola, la administración de la calle Eloy Gonzalo, donde es la primera vez que se vende el Gordo pese a que la administración ya es longeva en el barrio. Al igual que en Santa Engracia, el décimo premiado no tenía el formato habitual, sino que salió impreso de la máquina en un ticket, un formato que introdujo hace años Loterías y Apuestas del Estado y que ha propiciado que este año el primer premio haya sido uno de los más repartidos de la historia.

Donde no ha tocado nada ha sido en el Mercado de Vallehermoso. El escenario del anuncio de la Lotería de Navidad, en el que sus negocios venden el número premiado en la ficción, acabó el sorteo con las manos vacías y el 16339, que los buscadores de la suerte agotaron en dos días pensando en que el spot se podría convertir en realidad, no ha resultado premiado.

Además de las administraciones de Chamberí, una joven habitante del distrito ha sido la protagonista del sorteo. Se trata de Nerea Pareja, la niña de 11 años que ha emocionado a media España cuando no ha podido reprimir las lágrimas al cantar la primera bola premiada del sorteo. Después del sofoco, esta pequeña chamberilera, alumna del colegio San Ildefonso, respiró hondo y cantó otros dos premios, entre ellos el segundo.