El robot que 'persigue' a los barrenderos de Madrid | Somos Chamberí

El robot que ‘persigue’ a los barrenderos de Madrid

Ferrovial estrena en Chamberí un modelo de carretilla que funciona de forma autónoma y evita al operario de limpieza tener que empujar el cubo y cargar con el paletón, como parte del programa de innovación Citizéntrica que se está llevando a cabo en el distrito

El robot A1A3, en pleno funcionamiento | FERROVIAL

Tiene nombre de ingenio mecánico de Star Wars (se llama A1A3), pero solo anda por las aceras. En concreto por las de las calles de Chamberí, el primer distrito de Madrid en el que se ha desplegado para acompañar a los operarios del servicio de limpieza municipal. Se trata de un robot-carrito de limpieza diseñado por la empresa Ferrovial que puede moverse de forma autónoma y recoger hasta 15 kilos de basura.

“Hace tres años nos preguntamos cómo podríamos mejorar los servicios de limpieza viaria y vimos que la mejor manera era incorporar un robot que ayudara al operario”, explica Xavier Mauri, manager en Ferrovial Servicios. La innovación venía a renovar un elemento -el carrito del basurero- de diseño muy constreñido, que apenas había experimentado mejoras en los últimos 100 años.

Los ingenieros de su departamento de innovación idearon un carrito con hasta 24 sensores de presencia y de desnivel, capaz de detectar todo lo que le rodea y pararse si detecta un obstáculo en su camino y evitar cualquier atropello de peatones o mobiliario urbano. Además, le hicieron autónomo y habilitaron un modo de seguimiento automático del barrendero, para evitar que este tuviera que empujarlo.

Ferrovial calcula que el A1A3 permite mejorar hasta un 15% la productividad de cada trabajador: el barrendero recorre menos distancia andando, se ahorra el esfuerzo de empujar y también el de elevar la basura hasta el interior del carro. “Con los mismos esfuerzos podemos barrer más”, puntualiza Mauri.

Citizéntrica, innovación para limpiar Chamberí

El robot-carrito llegó a Chamberí gracias a Citizéntrica, un programa colaborativo de innovación urbana entre el Ayuntamiento de Madrid y Ferrovial Servicios. El proyecto, que echó a andar en 2017, busca “posicionar el centro de Madrid como referente de limpieza, gracias a la implicación ciudadana y el uso inteligente de la información urbana”.

Entre las actuaciones se han elaborado entrevistas ciudadanas (más de 100 horas, elaboradas a vecinos y hosteleros), además de analizar buenas prácticas de ciudades como Nueva York o Singapur, y se han estudiado los grandes datos sobre limpieza que posee el Ayuntamiento de Madrid. Y, con la colaboración de comerciantes, en determinados puntos de Chamberí se ha contando el número de personas para establecer su influencia en el volumen de basura que se recoge.