El nuevo estadio de Vallehermoso ya tiene constructora | Somos Chamberí

El nuevo estadio de Vallehermoso ya tiene constructora

La castellonense Becsa acepta la construcción por 13,3 millones de euros, después de que otras cinco empresas rechazara ejecutar la obra, que durará aproximadamente un año

Solar en el que se reconstruirá el nuevo estadio de Vallehermoso | SOMOS CHAMBERÍ

El culebrón constructor que amenazaba con dejar vacío el agujero de Chamberí parece tocar a su fin. La constructora castellonense BECSA ha aceptado encargarse de levantar el nuevo estadio de Vallehermoso, después de que las cinco adjudicatarias precedentes rechazaran hacerse cargo del contrato por el que pujaron durante el concurso público.

La adjudicación definitiva se produjo la semana pasada, y fuentes de la Junta Municipal han indicado a Somos Chamberí que en esta ocasión es firme. BECSA ejecutará la obra por 13,3 millones de euros, un precio sensiblemente inferior al inicialmente previsto por el Ayuntamiento, de 17 millones (impuestos incluidos).

Las obras, que tendrán 12 meses de duración, deberían poder concluirse en esta legislatura. Se iniciarán con un retraso de al menos cinco meses, puesto que la fecha prevista para iniciar los trabajos era el pasado 1 de octubre.

Recreación del futuro Estadio de Vallehermoso | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Cuando se inaugure, en el año 2019, el nuevo estadio de atletismo de Vallehermoso contará con una pista de 8 calles y 400 metros, además de asientos para 10.000 espectadores. Madrid espera acoger en él competiciones deportivas de alto nivel para las que actualmente no tiene ninguna instalación al aire libre, aunque sí la cubierta de Gallur, también recientemente recuperada.

El objetivo del Ayuntamiento es atraer “grandes citas internacionales del atletismo”, pero también organizar allí competiciones municipales y de deporte base y federado, además de desarrollar escuelas de promoción de este deporte.

Las nuevas instalaciones intentarán dar continuidad a la leyenda del antiguo estadio de Vallehermoso, que funcionó durante 56 años y que acogió grandes duelos y récords en su pista. Allí, la rusa Yelena Isinbayeva batió la plusmarca mundial de salto con pértiga, el hijo del viento -Carl Lewis- corrió los 200 metros por debajo de los 20 segundos (19,92) y el mítico Edwin Moses fue batido por primera vez después de casi diez años contando sus carreras en los 400 metros por victorias.