El cierre al tráfico del Centro para no residentes se retrasa sin fecha | Somos Chamberí

El cierre al tráfico del Centro para no residentes se retrasa sin fecha

Durante los próximos meses se eliminarán todas las plazas azules de Malasaña y Chueca

Detalle del plano de la futura Madrid Central

Los vecinos de Madrid tendrán que esperar aún más para ver el cierre al tráfico de los no residentes. El Ayuntamiento de Madrid ha sido incapaz de mantener sus propios plazos y admitió este lunes que el Área de Prioridad Residencial (APR) Central se retrasa por enésima vez y no llegará, al menos, “hasta después del verano”, pese a que su implantación estaba prevista para este mes de junio.

El área de Movilidad confirmó de esta manera lo que era un runrún en todo el Ayuntamiento desde hacía semanas pero que nadie admitía en público: el proyecto de Madrid Central (así se llamará la nueva área cerrada al tráfico de no residentes) sufre importantes retrasos y su fecha de puesta en marcha es una incógnita.

A falta de que el departamento de Inés Sabanés informe del nuevo escenario -cosa que han señalado que se producirá “en breve”- lo único que se conoce de la implantación de esta gran APR es que tendrá lugar “por fases” y que la primera de ellas incluye la desaparición de todas las zonas azules de Malasaña y Chueca durante este verano. Una medida a la que también se sumarán algunas zonas de Chamberí.

El Ayuntamiento también confirmó que no habrá calles de libre circulación por el interior de Madrid Central y que solo se permitirá el paso de no residentes -según un plano publicado por El Diario- por Santa Cruz de Marcenado (con salida en Mártires de Alcalá) y por la calle Bailén y Gran Vía de San Francisco.

Un proyecto con retrasos infinitos

La idea de restringir el tráfico de todo el distrito Centro la intentó implantar Ana Botella en su última etapa como alcaldesa: junio de 2015 iba a ser la fecha de puesta en marcha del APR en Malasaña y Chueca. Pero la candidatura de Esperanza Aguirre a las elecciones municipales, que no incluía prohibiciones a no residentes entre sus ideas, frenó en seco estos planes.

Logo de Madrid Central

El siguiente intento, ya con el nuevo Ayuntamiento, se frenó bastante después de ver los efectos del APR de Chueca, con entradas trampa que ponen miles de multas a los conductores despistados. Pero pronto surgió una nueva fecha: “En algún momento del año 2017”, como anunció el concejal de Centtro, Jorge García Castaño. Entonces la discusión era si permitir el paso o no por Gran Vía, con posturas bastante encontradas dentro del Ayuntamiento. Finalmente, los defensores de la creación de un gran área sin tráfico de paso se impusieron, pero el debate alargó los plazos a 2018, con un breve paréntesis del PSOE, que intentó arrancar la medida a finales de 2017.

Luego Sabanés apostó por el primer trimestre de 2018 para la implantación de Madrid Central pero el Ayuntamiento se dio después la fecha de junio de 2018 para ejecutar el cierre al tráfico de no residentes en el distrito Centro. El consistorio incluye esta medida dentro del Plan A para la reducción de las emisiones del tráfico nocivas para la salud.

Con lo que sí que cuenta ya Madrid Central es con un logo para identificar el área. También fue publicado este lunes por El Diario y tiene forma de letra C, con pétalos distribuidos alrededor simulando una flor.