Derrumbe de cuatro pasarelas en una corrala de Santísima Trinidad | Somos Chamberí

Derrumbe de cuatro pasarelas en una corrala de Santísima Trinidad

Ningún vecino ha resultado herido por el suceso aunque algunos han quedado confinados en sus viviendas

Estado del patio interior en el que se han derrumbado las pasarelas | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Nuevo desplome en un edificio de viviendas en Chamberí. Cuatro pasarelas del patio interior de una corrala situada en la calle Santísima Trinidad se han derrumbado en la mañana de este martes -sobre las nueve de la mañana- por causas que se desconocen.

El suceso, que no ha causado víctimas, se ha producido en el edificio de seis alturas ubicado en el número 23 de la calle y ha motivado la intervención de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, quienes han asegurado la zona y retirado numerosos escombros.

Otra vista del patio interior sobre el que han caído las pasarelas | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Algunos vecinos quedaron durante horas sin acceso al exterior debido al derrumbe, ya que las pasarelas conectaban con la única escalera del inmueble. Su situación era buena y pudieron salir salir del confinamiento de sus casas por la tarde, después de la instalación de un andamio por parte de los bomberos. La policía ha cortó el tráfico en esta calle, en el tramo situado entre Viriato y García Paredes.

El derrumbe se produjo a escasas tres manzanas del edificio que se vino abajo hace tres semanas en el Paseo del General Martínez Campos. Entonces fallecieron dos obreros que trabajaban en la remodelación integral de este inmueble. La concejala de Chamberí, Esther Gómez, ha desvinculado este suceso del anterior.

Bomberos trabajando en el desescombro del inmueble | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Los bomberos se han visto obligados a derribar una pasarela del patio que había quedado en pie pero que también se encontraba en mal estado. Ayudados de arneses y de un puente temporal fabricado con madera, han ido taladrando y haciendo caer la estructura para después proceder a la retirada de todo el material de escombros.

La operación de emergencias, en la que participaron siete dotaciones de bomberos y efectivos del Samur, acabó sobre las 20.00. El edificio de Santísima Trinidad deberá ser revisado para comprobar su solidez, aunque en una primera evaluación los servicios municipales indicaron que la estructura no había resultado dañada. De momento, las familias residentes en el inmueble han tenido que abandonar el lugar por tiempo indefinido. Y 13 personas han sido realojadas por los servicios municipales, ante la imposibilidad de contar con alternativas para pasar la noche.