Metro de Madrid cortará las líneas 1 y 2 en agosto para limpiar el amianto | Somos Chamberí

Metro de Madrid cortará las líneas 1 y 2 en agosto para limpiar el amianto

El suburbano cerrará el tránsito entre Sol y Sevilla durante todo el mes y entre Tribunal y Gran Vía al menos siete días

Tramos que serán cortados por Metro de Madrid durante el mes de agosto | SOMOS CHAMBERÍ

El amianto que todavía existe en la estación de Gran Vía será retirado este verano. Para hacerlo Metro de Madrid cortará el servicio en la línea 1 de Metro durante el mes de agosto. La actuación obligará a interrumpir el paso de trenes entre las estaciones de Gran Vía y Tribunal durante ocho días, en un periodo que estará entre el 22 y el 29 de agosto (fecha definitiva, indica Metro). Además, la estación de Gran Vía permanecerá sin servicio durante ocho meses.

El cierre coincidirá también con el de la línea 2, donde también se está eliminando el amianto en la estación de Sevilla, donde se está llevando a cabo una reforma desde abril. Los trabajos obligarán al corte del tramo que va desde Sol hasta la estación del Retiro. El corte allí va desde el día 28 de julio y durará cinco semanas. De esta forma, las dos principales líneas que dan servicio al centro de Madrid (la 1 y la 2) no estarán operativas de forma simultánea durante al menos 10 días. El cierre de la línea 1 llega dos años después de su clausura durante varios meses de 2016 para su renovación integral.

Además, Metro de Madrid va a cerrar dos estaciones más de la red para la eliminación del amianto: serán las de Príncipe de Vergara y Pavones, ambas en la línea 9. En este último caso el cierre coincidirá con las obras en la línea 9B, entre Puerta de Arganda y Arganda del Rey, lo que acarreará la suspensión del servicio hasta Avenida de América. En el caso de la línea 12 del suburbano (Metrosur) y ya sin relación con el amianto, hasta 14 estaciones cerrarán del 23 de junio al 9 de septiembre. También se cortará la línea 7B entre Hospital del Henares y Barrio del Puerto.

Las obras de Metro de Madrid en el centro de la ciudad coinciden con la construcción del intercambiador de Cercanías en Gran Vía, que ya ha cerrado dos de sus accesos al suburbano por el comienzo de los trabajos en la Red de San Luis.

Plan para acabar con el amianto

Las acciones previstas en las estaciones citadas de las líneas 1, 2 y 9 están motivadas por el amianto, cuya existencia en varios de los vagones de la red trae de cabeza al suburbano desde que la inspección de trabajo denunciara que varios de sus operarios habían estado expuestos a esta sustancia dañina para el cuerpo humano. Al menos tres trabajadores han enfermado por no llevar las protecciones adecuadas mientras trabajaban expuestos al amianto.

Metro de Madrid anunció el pasado mes de abril que eliminaría el amianto presente en 53 de sus más de 300 estaciones de la red, a la vez que explicaba que en la mayoría de casos esta sustancia se encuentra dentro de cuartos técnicos y no es accesible a los viajeros.