La operación urbanística sobre las Cocheras de Cuatro Caminos vuelve a empezar | Somos Chamberí

La operación urbanística sobre las Cocheras de Cuatro Caminos vuelve a empezar

La Junta de Gobierno aprueba de nuevo un plan que tuvo que retirar en diciembre por un defecto de forma y ante las alegaciones de numerosos colectivos

Vista de las cocheras de Cuatro Caminos | SOMOS CHAMBERÍ

Borrón y cuenta nueva. Una de las operaciones inmobiliarias más polémicas de la legislatura, la de la cooperativa de viviendas sobre las Cocheras de Metro en Cuatro Caminos, acaba de aprobarse de nuevo en Junta de Gobierno. El anterior Plan Parcial de Reforma, promovido por Residencial Metropolitan, fue retirado el pasado mes de diciembre por un defecto de forma, descubierto por las organizaciones que se oponen a este cambio urbanístico y que alegaron de forma masiva en la anterior ocasión.

El Ayuntamiento ha añadido ahora las Fichas Urbanísticas que no fueron publicadas en verano de 2014, cuando la Comunidad de Madrid aprobó la modificación del PGOU de la ciudad para habilitar la operación urbanística, explica el consistorio en nota de prensa. “La Modificación del Plan General, aprobada por el Ayuntamiento y la Comunidad en la legislatura anterior, no era eficaz jurídicamente y por lo tanto la aprobación inicial del Plan Parcial acordada en junio ha resultado nula”, añade.

El área de Desarrollo Urbano Sostenible asegura que el nuevo documento urbanístico “cumple con todas las determinaciones impuestas por el PGOU de Madrid”, incluyendo seis edificiaciones, entre ellas una torre de 31 plantas (35 si se cuentan los pisos bajo la cota cero) que dibujará un nuevo perfil en el cielo de Chamberí. El consistorio ha reclamado “que se tenga especial sensibilidad en el diseño, dado que se encuentra en una zona de la ciudad consolidada y va a suponer un hito urbano relevante”.

Oposición al proyecto

Varias entidades vecinales se habían opuesto frontalmente a este plan urbanístico por considerarlo un “pelotazo” y que acabaría con parte del patrimonio industrial del suburbano madrileño, justo cuando Metro de Madrid se encuentra en plena celebración de su centenario. En verano presentaron más de un millar de alegaciones contra el plan, que no fueron estimadas por el consistorio, por lo que recurrieron a la vía judicial. Las entidades vecinales critican tanto el aumento de la edificabilidad sin justificación suficiente (de 39.896 m² a 62.510 m²) y el permiso para construir una torre de 31 pisos (que llaman despectivamente Horrotorre), en lugar de los 20 inicialmente planteados.

Hasta el momento la justicia ha admitido varios recursos de la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP). Para esta entidad, las Cocheras de Metro en Cuatro Caminos “son el núcleo originario de Metro. Ese centro neurálgico de operaciones nos ha llegado prácticamente íntegro hasta la actualidad, a pesar del nulo mantenimiento por parte de Metro”, denuncian.

El plan aprobado por el Ayuntamiento establece la protección de los elementos con valor patrimonial: la embocadura del túnel, los restos de fachada de la casa Tuduri a la calle Esquilache y el cerramiento lateral de la nave-cochera a la calle Esquilache. Además, establece la posibilidad de “trasladar la estructura de cubierta de las actuales cocheras a un emplazamiento adecuado para su conservación”.

Si los plazos se cumplen, el Ayuntamiento confía en tener aprobado de forma definitiva el plan antes de que acabe la legislatura. Siempre y cuando las asociaciones opuestas a la operación urbanística, que ya han anunciado que presentarán alegaciones, no consiguen que la justicia la paralice.

Artículos de opinión sobre el proyecto en Cocheras: