Así votó Chamberí de 1983 a 2015: un feudo del PP que ha ido menguando | Somos Chamberí

Así votó Chamberí de 1983 a 2015: un feudo del PP que ha ido menguando

Las elecciones municipales del distrito muestran un descenso continuado de la formación conservadora desde 1995, aunque hasta 2015 no aparecieron fuerzas alternativas con importante número de votos

En las elecciones de 1995, tres de cada cuatro chamberileros votaron por Álvarez del Manzano. Fueron los comicios municipales en las que el Partido Popular tocó techo y sumó en el distrito más de 72.000 votos al casi millón que alcanzó en toda la ciudad. “Yo estoy abierto a todos, y soy el alcalde de todos, incluso de los que no me han votado” declaraba entonces a ABC el recién reelegido alcalde. Aunque lo difícil entonces era encontrar en Chamberí a alguien que no hubiera elegido la papeleta con su nombre: le apoyaron un 72% de votantes sobre el censo total, pero en algunas zonas de los barrios de Almagro y Vallehermoso la cifra se elevó a más del 90% .

La historia electoral del distrito es la de una sucesión de victorias del PP, desde 1983 hasta 2015. Los márgenes han ido variando pero no ha sido hasta los comicios de hace cuatro años cuando este partido vio su hegemonía amenazada. La línea temporal que trazamos a continuación no deja lugar a dudas sobre cuál es la formación política que domina en las urnas chamberileras:

En las elecciones de 1983 -las primeras de la democracia en las que se tienen datos por distrito- el PP (entonces Alianza Popular) Álvarez del Manzano cosechó su segundo mejor resultado histórico en Chamberí, aunque los 62.244 votos no le sirvieron para arrebatar la alcaldía a Tierno Galván, que renovó mandato gracias en parte a los 31.994 votos logrados en el distrito, en el que todavía es el récord del PSOE en esta zona de Madrid.

Manzano fue elegido alcalde en 1991 y la mantuvo durante tres legislaturas. En la de 1999 vio declinar su apoyo en la capital y en Chamberí en particular, donde descendió hasta los 53.100 votos (68,2%), su cifra más baja en cinco elecciones. Su relevo estaba cerca y Alberto Ruíz Gallardón consiguió mantener esas cifras en 2003 para hacerse con su primera mayoría absoluta y el 66,9% de los votos. El PSOE alcanzó entonces el 23,7%, uno de sus mejores datos dentro de un censo electoral menguante de elección en elección.

El 15-M impactó en las elecciones municipales de 2011 cosechando el mayor número de votos blancos y nulos de la historia chamberilera. Gallardón ganó por última vez con el 61,3% de las papeletas e irrumpió una fuerza nueva -UPyD- que llegó casi al 9% de los votos en el distrito. Incluso superó a Izquierda Unida, un partido entonces en declive, que había alcanzado su mejor dato en 1995, cuando sumó 10.621 apoyos y el 10,2%.

Todo cambió en los comicios de 2015. La aparición de dos nuevos partidos políticos -Ahora Madrid y Ciudadanos- trastocó el mapa electoral. La primera consecuencia fue que el PP perdió la mayoría absoluta con la que solía arrasar en Chamberí. Logró el 47,7% de los votos y sucedió lo que no había pasado nunca: en varias manzanas de los barrios de Arapiles y Trafalgar el partido más votado fue el de la que al final fue elegida como alcaldesa, Manuela Carmena. Su formación, Ahora Madrid, superó los 20.000 votos y el 26,2% de las papeletas.

Mientras, el PSOE caía hasta los 7.018 respaldos, en su peor marca electoral de la historia democrática en Madrid (8,8%). En las mismas elecciones, Ciudadanos consiguió estrenarse superando a los socialistas, con 9.960 votos y el 12,6%. Un pequeño partido, Vox, reunía 780 votos en Chamberí, un exiguo 0,9% del total.