Arrestan a dos de los supuestos homicidas de Fernando el Católico | Somos Chamberí

Arrestan a dos de los supuestos homicidas de Fernando el Católico

Tres meses después del suceso, la Policía Nacional localiza en Getafe a parte de los cuatro supuestos implicados en el crimen

Tres personas salen huyendo después del tiroteo en Fernando el Católico | TWITTER DE @REPI669

Tres meses ha tardado en resolverse el crimen de la calle Fernando el Católico. Fue a principios de abril cuando Luis Romero fue tiroteado en pleno corazón de Chamberí cuando acababa de salir del despacho de su abogado. Entonces se vio a tres personas huir a la fuga y dos de ellos han sido arrestados hoy en Getafe por agentes de la Policía Naciona, informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los arrestados son los cuñados de la víctima, a quienes se les acusa de que en la tarde del 6 de abril dispararon a quemarropa a la víctima, como parte de un ajuste de cuentas familiar que se había iniciado años antes. La policía nacional localizó a los ahora detenidos gracias a un dispositivo policial que se inició entonces y que fue recogiendo testimonios e indicios que les fueron llevando hasta un piso de Getafe, en el que se habían ocultado.

Los presuntos autores fueron puestos en busca y captura mientras la Policía practicaba pesquisas para conocer su paradero. Los investigadores sometieron a los detenidos a intensas vigilancias y seguimientos, percatándose de que adoptaban “férreas medidas de autoprotección para evitar ser localizados”.

La policía no ha dado todavía con la pista de la otra persona que salió corriendo después del asesinato y del supuesto conductor que esperaba a los homicidas. Los cuatro abandonaron rápidamente el lugar del crimen a bordo de un vehículo robado que fue encontrado quemado poco después en Pozuelo de Alarcón.

Ajuste de cuentas familiar

El tiroteo de Chamberí se originó en abril a la salida de Luis Romero Durán, Luisito, del despacho del abogado Marcos García Montes. Le acompañaban su mujer, su madre y su padre. La visita tenía como objetivo preparar su defensa en el juicio que tenía pendiente por el supuesto asesinato de su suegro en Móstoles en el año 2015. La Fiscalía pedía para él 21 años de cárcel.

Cuando la familia salió del despacho del abogado y caminaba por la acera, tres individuos se bajaron supuestamente de un BMW aparcado a escasos metros, en la calle Magallanes, para disparar a Luisito varios tiros. También asestaron un culatazo en la cabeza a su madre. Después salieron corriendo (como se puede ver en el vídeo grabado desde una ventana) hacia el coche, donde les esperaba un conductor.

Los tres familiares que acompañaban a la víctima fueron finalmente juzgados y condenados por el primer asesinato, el de Juan Fernández San Segundo, el suegro citado anteriormente. Según la sentencia, este fue asesinado el 29 de septiembre de 2015 en un polígono de Arroyomolinos a manos de Luisito, quien aprovechó un permiso penitenciario para cometer el delito junto a su padre, que lo acompañaba en ese momento.