Aguirre se inspiró en un campo de Tokio para construir Golf Canal | Somos Chamberí

Aguirre se inspiró en un campo de Tokio para construir Golf Canal

"Yo tuve la idea de ponerlo en el centro de Madrid. Mátenme a mí", ha declarado la expresidenta en la comisión de investigación sobre el Canal de Isabel II

Esperanza Aguirre, durante su comparecencia. Al lado, una imagen del campo de prácticas de Iyama, en Tokio

La expresidenta regional Esperanza Aguirre ha asumido toda la responsabilidad en la construcción del campo de golf del Canal de Isabel II en Chamberí. Lo hizo este viernes durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre la trama de corrupción que supuestamente se montó alrededor de esta institución pública y que ha llevado a los tribunales a su sucesor en el cargo, Ignacio González.

“Yo tuve la idea de ponerlo en el centro de Madrid. Mátenme a mí, pero la idea fue mía. Lo había visto en algunas ciudades en el extranjero”, declaró a preguntas de los grupos políticos presentes en la comisión. Después aclaró que en la única ciudad en que había visto una instalación similar a la que acabó construyendo era Tokio. De ahí sacó su inspiración para levantar Golf Canal. De ahí y “de algunas películas”, también declaró.

Campo de prácticas de tiro en Tokio | IYAMA GOLF

La capital nipona dispone de varios campos de tiro (así se denomina técnicamente a este tipo de campo de pruebas de golf) a lo largo de la ciudad. Instalaciones como la de Iyama, ubicada al este de la ciudad y en la que los jugadores practican su drive en un terreno acordonado. Tokio, con un gran número de aficionados al golf, también cuenta con campos de 18 hoyos en la ciudad, junto a la rivera del Arakawa, y en una de las islas artificiales construidas en su bahía.

Aguirre ha explicado que concibió las instalaciones de Madrid “para disfrute de los ciudadanos” y modificó el proyecto que había aprobado Gallardón antes de su llegada a la presidencia de la Comunidad, con un gran parque público y que incluía una pista de aterrizaje para helicópteros. “El helipuerto previsto era muy molesto. Lo decían los vecinos. Y pensé que el golf es una actividad extraordinariamente positiva porque yo tuve la suerte de aprenderla de pequeña, y me pareció una buena idea que se jugara al golf en una instalación pública y un precio asequible”, contó en la comisión.

La expresidenta, que dimitió de su cargo como concejala en el Ayuntamiento de Madrid por los escándalos asociados a la Operación Púnica, contó que Ignacio González -entonces presidente del Canal- le comunicó “que la obra era posible”, pero que ante la falta de licencia por parte del Ayuntamiento se tomó la decisión de declarar el proyecto de “utilidad pública” y no incluir la declaración de impacto ambiental, saltándose la legislación, hecho que fue recurrido ante la justicia y finalmente ha obligado a su demolición.

Sobre la modificación del proyecto inicial también habló en esta comisión el que fuera consejero de Medio Ambiente durante el primer Gobierno de Esperanza Aguirre, Mariano Zabía, quien detalló que se cambió “un 38%” de los planes iniciales para incluir el campo de prácticas de golf en la zona verde del Tercer Depósito del Canal de Isabel II. Aunque admitió que ese porcentaje era bastante elevado, el proyecto podría haberse legalizado “con un buena interpretación de las normas” por parte de la justicia.

Zabía afirmó durante su comparecencia que “es más de interés general un campo de golf que un helipuerto” y negó que hubiera oposición vecinal de importancia al proyecto. A su juicio, “la gente necesita para acudir a los sitios unos atractivos y una prestación de servicios”. “Además, juzgar los acontecimientos a toro pasado y diez años después es realmente sencillo. No había nada. Parecía un proyecto muy interesante para la Comunidad y la gente lo ha utilizado muchísimo y ha sido un enriquecimiento para el barrio”, opinó.

El campo de prácticas de golf fue tumbado por la justicia después de la pelea vecinal de varias asociaciones del distrito, que obligaron en los juzgados a su derribo. En paralelo, la investigación policial descubrió que la construcción del campo de golf sirvió supuestamente para el enriquecimiento de al menos Ignacio González y su familia. La Fiscalía cree que los investigados se llevaron, presuntamente, 1.201.537,97 euros en comisiones ilegales. Actualmente el Ejecutivo regional de Cristina Cifuentes está derribando este campo de golf para construir un parque cuyo diseño se ha consensuado con los vecinos.

Más información: