Adiós al proyecto de biblioteca municipal en la calle Palafox | Somos Chamberí

Adiós al proyecto de biblioteca municipal en la calle Palafox

Ahora Madrid se salta un acuerdo del pleno, en el que votó a favor, para construirla en el lugar donde prevé trasladar la Oficina de Atención a la Ciudadanía de Chamberí. El proyecto sí que incluirá salas de estudio

Vista del número 4 de Palafox | SOMOS CHAMBERÍ

Noviembre de 2017. Al pleno de la Junta de Chamberí llega una propuesta del PSOE para que el enorme local que va a recibir el Ayuntamiento en la calle Palafox -de 1200 metros cuadrados- se destine a salas de estudio y a una biblioteca. Todos los partidos votan a favor salvo Ciudadanos, que se abstiene. La dotación, que también reclamaban organizaciones vecinales como El Organillo, sale aprobada.

Octubre de 2018. El Ayuntamiento anuncia que el lugar en el que se iba a construir la biblioteca albergará en su lugar la Oficina de Atención a la Ciudadanía de Chamberí, que se trasladará desde la calle Reina Victoria. El motivo: ahorrarse el alquiler de casi 400.000 euros anuales que actualmente paga el consistorio por su actual sede, que no posee en propiedad.

“La proposición que hicimos venía a intentar subsanar un serio problema del Distrito que no tiene biblioteca municipal y sólo escasas salas de estudio en el Galileo. Todos los grupos valoramos la necesidad de dotar al distrito de ese servicio y Palafox la ubicación apropiada, sobre todo porque es el único espacio dotacional disponible”, indica a Somos Chamberí Pilar Rodríguez, portavoz del PSOE en la zona. “Anteriormente, a principio de la legislatura y también a propuesta del PSOE se había aprobado que en Alberto Aguilera 20 (actual Casa de México) se crease una escuela de música y danza, biblioteca, salas de estudio y espacios vecinales”, recuerda.

“La Junta incumplió también el acuerdo, como es evidente. Dieron Alberto Aguilera a México y van a dar Palafox al Ayuntamiento para una oficina de registro. ¿No hay locales municipales o en alquiler en distritos limítrofes? Y si no los hay ¿no podemos ir a otro registro? Es una barbaridad que las pocas dotaciones se dediquen a asuntos generales o de los den a la iniciativa privada”, añade Pilar.

La Junta de Chamberí ha preferido no hacer más comentarios a este periódico sobre los motivos que han llevado a incumplir el acuerdo de pleno, más allá del ahorro citado. Rebuscando en lo que se dijo en aquel pleno de noviembre, el entonces concejal de distrito, Jorge García Castaño, ya apuntaba que la cercanía con la biblioteca regional de José Luis Sampedro podría condicionar el destino final de Palafox 4: “Que lo que
hagamos tenga que ver con el resto de bibliotecas y que tenga un poco de criterio y no replicar equipamientos y, sobre todo, atender a las demandas más fuertes”, explicaba en su momento.

El PP apoya el cambio de proyecto

La asociación El Organillo tampoco puede ocultar su enfado por el cambio de planes: “La biblioteca era una reivindicación de la asociación aprobada en el Pleno”, explica a este periódico Julio López, presidente de esta entidad vecinal. “Se vuelve a perder una oportunidad de dotar a Chamberí de un espacio para el barrio”, lamenta antes de señalar que “quien gana es el Ayuntamiento central que se ahorra el coste del alquiler, pero pierde nuevamente -se acuerdo de Alberto Aguilera- el distrito”.

Sin embargo, no todos son críticas a la decisión municipal. Al Partido Popular le parece buena la solución y valoran especialmente la política de ahorros en alquileres: “Apoyamos claramente la política de reducción de pago de alquileres del Ayuntamiento, que ya iniciamos en el anterior mandato”, apunta el concejal Pedro Corral. “Evidentemente, respaldamos la creación de una biblioteca en Palafox porque es un distrito donde existe una clara demanda, sobre todo por parte de los estudiantes. A falta de pan buenas son tortas, como se dice, y si se opta por salas de estudio nos parece una alternativa razonable, dado que el espacio de Palafox es el que es”, recalca.

Corral no se limita a la valoración y añade una propuesta para el Ayuntamiento: “Creemos que en compensación por esta biblioteca frustrada podríamos contar, una vez que se haga efectivo el traslado al edificio de Vallehermoso, con el espacio del centro de mayores de Blasco de Garay como futuras salas de estudio y donde podría trasladarse el Bibliored del Centro Cultural Galileo con objeto de potenciar y ampliar su servicio de préstamo de libros”.